Boda en el bosque Sandra y Carlos

Estoy en plena temporada y apenas me da tiempo para actualizar pero desde hace semanas quería compartir esta boda en el bosque. La oportunidad que estoy teniendo al no limitarme solo a ser fotógrafo de bodas en Malaga sino que también al ejercer mi profesión como fotógrafo de bodas en toda España esta siendo una experiencia increíble.

Ellos son Sandra y Carlos, son una pareja fantástica que desde el primer día que llegue allí me hicieron sentir uno mas, parece que suena a cliché pero es la realidad totalmente, súper atentos en todo, gracias. Fue cuando un mes antes de la boda y mande mi cuestionario no me pude llegar a hacer a la idea de lo increíblemente perfecta que iba a ser esta boda. Sandra es interiorista y ya hace mas de un año empezó a diseñar y a ver todos los detalles que tendrían esta boda y con el magnifico catering de 21 de Marzo hicieron realidad todo lo que quería Sandra, fue simplemente brillante.

La boda constaba de dos partes, la ceremonia que se celebró en mitad de un campo y la celebración en una casa particular, todo ello con cientos de detalles bien situados. Para que la boda fuera incluso mas perfecta siempre tuvimos a una alerta roja por lluvias amenazando todo el rato, así que cuando se celebro la ceremonia sin lluvia ninguna la felicidad fue el doble, en algunas imágenes se pueden ver gotas e incluso paraguas, pero eso no molesto, sino que complementó.

El vestido de ella, ha sido uno de los mas elegantes que he podido ver, de la diseñadora Teresa Heilberg, desde ese día entro en mi lista de diseñadoras favoritas.

La sorpresa siguió cuando me encontré que el ramo como las diademas de las hermanas eran de Bornay, son fan desde hace ya tiempo, pero nunca había tenido la oportunidad de ver esas obras de arte tan cerca.

Mi primera boda como fotógrafo de bodas en Barcelona no pudo ser una aventura mas buena y enriquecedora, y para terminar he de dar las gracias tambien al compañero que me lleve en esta gran aventura, un fotógrafo que se llama Pablo Laguia que en poco tiempo ha pasado a ser de mis preferidos.